El alcance del diseño en un contexto empresarial

El diseño ha pasado de ser entendido como una función estética a formar parte integral del proceso conceptual y productivo de muchas empresas. Para identificar su importancia, debemos considerar esta actividad en un contexto empresarial, es decir, en un entorno en qué confluyen una serie de aspectos (productivos, técnicos, de mercado y coste, etc.) que inciden de forma directa en la mejora de la empresa.

El diseño aporta funciones diferenciadoras, optimiza el coste y una correcta interpretación formal y estética del producto en su entorno social y su contexto de trabajo, son aspectos que se deben tener en cuenta para conseguir un producto más eficiente y adaptado a las necesidades del consumidor. Buena parte del éxito de mercado de la empresa, en un futuro inmediato, dependerá de la manera correcta y sistemática en como las organizaciones consideren el diseño como una actividad integrada en el proceso global de innovación.

El diseño como proceso de análisis de problemas, variables, hipótesis, pero a la vez un proceso técnico dado que se vale de una serie de métodos y técnicas para desarrollar su actividad, y no cabe duda que es un proceso creativo al dar soluciones satisfactorias a requerimientos en todo momento restrictivos.

Es decir que si no se entiende este aspecto, difícilmente se puede comprender por qué el diseño puede determinar de forma global todas las características del producto, ya sea un producto industrial o un sistema de soportes gráficos. Estamos definiendo etapas previas e ineludibles a la producción, en las que confluyen gran parte de la experiencia y capacidad estratégica y técnica de la empresa: concepción de los objetivos, de los proyectos referentes a los productos, obtención y procesamiento de la información necesaria para orientar y hacer factible en proyecto, movilización de recursos técnicos, humanos y financieros, concepción y desarrollo del proyecto antes de pasar a la producción. Hablamos de un proceso que prefigura, anticipa la representación del producto deseado, concreta e integra características formales, visuales, técnicas, funcionales, que exigen un asesoramiento de especialistas, perspectiva que desde la empresa debe considerar al diseño como acceso a una capitalización, a una inversión en intangibles.

El diseño de concepto nace como metodología proyectiva introducida en la planificación estratégica, por lo que sintéticamente podríamos definirlo como una fase proyectiva integrada y global, que va más allá del objeto cuestionándose el sentido del nuevo producto. Esto repercute en la pyme introduciendo un nuevo modo de concebir las relaciones y las correspondencias entre los profesionales.

Estas funciones proyectivas abren los límites disciplinares a un campo más amplio de actuación, conscientes de la incidencia estratégica de las elecciones de naturaleza proyectiva. Desde el punto de vista del diseño se trata de asumir mayor responsabilidad. Se induce la necesidad de una nueva relación, más equilibrada y comprensiva con las  diferencias y las similitudes, entre dos funciones (diseño y gestión) destinadas a completarse y complementarse cada vez más en el espacio empresarial.

La gestión del diseño contribuye al desarrollo del diseño de concepto.

1. Lectura de los escenarios. Elaboración de los datos correspondientes a las tendencias generales de los mercados caracterizados por alta innovación tecnológica.
2. Identificación de las tendencias más significativas, relativas al sector en análisis, confrontadas con las tendencias de otros sectores que influyen en segmentos de mercado similares o no.
3. Identificación de conceptos específicos para la empresa y empresas competidoras en la selección de los conceptos emergentes.
4. Control del concepto elegido. Definición del concepto adecuado al contexto, a la empresa, a las empresas competidoras y a las empresas líderes de otros sectores.
5. Comparación de las tecnologías habituales con sectores específicos inherentes a los propios elementos que componen el proyecto global.
6. Selección de los materiales habituales en relación a los utilizados por sectores emergentes de componentes particulares del proyecto. Innovación en sectores específicos.
7. Verificación del concepto en función de las especificidades concretas sobre las propias componentes del proyecto global.
8. Desarrollo del concepto con el auxilio de fuentes externas creativas y de competencias específicas. Análisis de fortalezas del proyectivo con miembros internos y externos a la empresa.

El diseño de concepto define la satisfacción última que el nuevo concepto de producto debe representar. Al definirse el concepto de un nuevo producto se responde a preguntas como:

>¿Quién utilizará el producto?
>¿Qué beneficios básicos debe aportar?
>¿De qué modo se utilizará?
>¿En que momento se usará?
>¿A qué nivel de precio debe situarse?
>¿Con qué categoría genérica de productos debe identificarse?
>¿Qué relación debe tener con otros productos de la empresa?

Es evidente que estas respuestas no corresponden por entero a diseño, ya que son claramente tarea de marketing. Aquí se observa una primera relación necesaria entre diseño y marketing. Pero además, en el diseño de concepto hay que pensar en cómo se distribuirá y almacenará, en el número y variedad de productos que constituirán la gama o línea, en el servicio post–venta y reparación, en la instalación, etc.; consideraciones todas correspondientes al plan de marketing del producto en cuestión.

El diseño como tecnología, al ser entendido como conjunto de conocimientos propios de la disciplina del diseño, donde concurren una serie de habilidades intelectuales e instrumentales que permiten al diseñador convertir problemas y necesidades (ideas y conceptos) en soluciones formales de todo tipo (objetos concretos). Las habilidades intelectuales son consecuencia de la capacidad de combinar el análisis y la creación, detectar y estudiar los elementos constitutivos de un problema, todo ello con la capacidad de dar respuestas formales concretas. Las capacidades instrumentales consisten en el dominio de técnicas que permiten visualizar, representar los productos de forma unitaria y distinguir cada uno de los elementos que la constituyen. Por tanto podemos ver y controlar el producto de forma tangible, evaluar sus factores relevantes y tomar decisiones al respecto.

De la integración multidisciplinar entre marketing y proyecto se logran capacidades operativas que incrementan capacidades como:

1. La gestión de las decisiones proyectivas en relación a la valoración de los costes totales del producto, se obtienen por la suma de los costes de los materiales y del proceso de fabricación. Se trata de un tipo de valoración a calcular conjuntamente con los diseñadores, con el fin de canalizar y rentabilizar los esfuerzos creativos en una dirección económicamente aceptable, para tratar de aprovechar las oportunidades creativas a partir de las primeras decisiones proyectivas.
2. La comprensión y la preservación del concepto en el proyecto durante el proceso de definición ejecutiva del producto. En muchos casos la idea-concepto del proyecto es el punto fuerte, la razón de ser de un nuevo producto, que se traduce en una ventaja competitiva con respecto de la competencia. Del concepto del proyecto se derivan la entidad o la peculiaridad del producto, características amenazadas de ser modificadas durante la fase de ingeniería del producto, frustrando con ello su razón de ser.
3. La valoración de ulteriores desarrollos del producto para ampliar su ciclo de vida. En este caso, cada modificación debería inferirse en base a las premisas iniciales de proyecto con lo que valorar su congruencia en relación a los cambios de las condiciones del mercado, la oportunidad y la coherencia.

A través de una mayor implicación en la esfera del proyecto, el marketing permite reforzar el papel estratégico de la gestión en la relación empresa-mercado. Relación que revalúa las potencialidades estratégicas de la tecnología frente a un mercado cada vez menos previsible y cada vez más competitivo.

El diseño como áreas, al permitir observar claramente como las acciones del mismo son desarrolladas en distintas ámbitos como es el diseño de producto o diseño industrial, el diseño gráfico o de la comunicación, el diseño de espacios tanto efímeros (ferias, exposiciones…) como perdurables (oficinas, puntos de venta…), desarrolladas a su vez por especialistas según las áreas en cuestión: diseñadores técnicos o de ingeniería de producto; diseñadores industriales; diseñadores gráficos; arquitectos e interioristas.

El diseño como servicio, al aplicar sus conocimientos y capacidades a solucionar problemas específicos en diversos entornos. Desde esta óptica con la capacidad de descender al problema particular de cada empresa, situación o cliente. Es decir, el diseño se concibe como una solución a la medida, siendo muy amplio el espectro de demanda y situaciones a afrontar. De la misma manera que en otros ámbitos de la actividad empresarial se ha producido el desplazamiento del interés estratégico del refinamiento formal al servicio del cliente. EI diseño en estos casos ha aprovechado una oportunidad, ya que ha sabido construir un puente con otros factores de la cadena estratégica de cada empresa, como por ejemplo diseñar cada componente en función de la facilidad de montaje   (Ikea)… La concepción del producto está fuertemente influenciada por los cambios de las costumbres y las exigencias del consumidor, por lo que empresa y diseño buscan interpretar, favorecer y proponer.

¿Qué es el diseño en el ámbito de la empresa?

El diseño no debería considerarse como una actividad puntual o aislada, hacer sólo referencia al aspecto formal del producto… más bien debería considerarse como proceso multidisciplinar, donde intervienen varios especialistas de áreas distintas de la empresa al objeto de planificar e introducir nuevos productos en el mercado. El diseño como proceso está presente e interviene en el marco de la empresa desde las fases de detección de oportunidades y análisis de las necesidades del mercadohasta las fases de comercialización del producto. En este intervalo confluyen campos de actividad tan diversos como marketing, ingeniería, sistemas de información, etc.

En la creación de nuevos productos encontramos dos actividades clave: marketing y diseño. Actualmente es importante identificar las necesidades de los clientes y traducirlas en requerimientos para el producto, dar respuesta a la pregunta estratégica que las empresas se plantean en su proyección en el mercado ¿qué debemos hacer?, ya que la determinación de los aspectos tecnológicos que hacen falta para su desarrollo responden a ¿cómo hacerlo?, han pasado de ser variables estratégicas de primer nivel a un segundo orden. Este objetivo estratégico, estando actualmente presente en la óptica de nuestras pymes, no deja de ser una fase dentro de todo el proceso de desarrollo de la innovación, la que concierne a la ingeniería del producto; actividad que tiene que ver más con la industrialización y con los requerimientos técnicos y funcionales del producto. Por eso, herramientas y metodologías que están justificadas dentro de esta actividad (simulación virtual de producto, tecnologías relacionadas como CAD-CAM-CAE, tecnologías de rapid prototyping…) habitualmente se confunden con diseño.

Aunque el diseño es una actividad reconocida para muchas pymes, también es cierto que hay gran desconocimiento de lo que realmente es y significa, y de lo que puede conseguirse con él. El primer y más frecuente error es confundir diseño con estética. A menudo se habla de diseño como sinónimo de algo bonito o moderno. Los resultados estéticos de un producto son consecuencia de los objetivos buscados en el proceso de diseño y que en muchos casos incluyen otras consideraciones además de las estéticas.

Una segunda confusión habitual es dar al diseño y al diseñador la patente exclusiva de la creatividad. Ésta ha de estar presente, antes del diseño, en la definición del concepto de producto a diseñar y posteriormente en la forma de comercializarlo. Diseño es sinónimo de proyecto, de plan. El diseñador trabaja con planos y maquetas antes de hacer un prototipo, hace anteproyectos y proyectos antes de hacer un producto definitivo y modelo a partir del cual se producirá la serie. El diseño es una actividad creadora que consiste en determinar las propiedades formales de los objetos que se desea producir. Por propiedades formales de los objetos no sólo debe entenderse las características exteriores, sino en especial las relaciones estructurales que hacen de un objeto – o de un sistema de objetos – una unidad coherente, tanto desde el punto de vista del productor como desde el consumidor.

El verdadero valor de la marca personal

Últimamente, quizás por hacer un ejercicio de afirmación personal en estos tiempos en los que todos tememos perder el empleo, está muy en boga el término marca personal (que proviene del inglés personal branding). El crecimiento masivo de Facebook, Linkedin, Xing y Twitter en el año 2010 no ha hecho más incrementar esta tendencia de posicionar la marca individual para distinguirse de la masa que deambula sin identidad por el ciberespacio.

¿Cómo posicionar la marca personal en Internet?

Haciendo un pequeño ejercicio de observación se ve a simple vista que las personas se posicionan en Internet intentando “captar” el máximo número de fans o amigos en Facebook, de contactos en Linkedin o en Xing o de seguidores en Twitter. De repente, parece que las personas con más “followers” son las que desarrollan una actividad más frenética, como que hacen más cosas que los demás, cuando realmente esto es una falacia. Lo que pasa es que si tienes muchos seguidores o amigos o contactos, todos se enteran de todo lo que haces cada vez que posteas, que twiteas o que actualizas tu perfil y se crea la percepción en la mente de muchos de que haces muchas cosas.

Es un ejercicio obsesivo fundamentado en criterios meramente cuantitativos. El razonamiento es el siguiente: me da igual quién eres o qué tipo de relación tienes conmigo, te agrego, te añado o te doy un “like”; me da igual lo que haga, lo twiteo, o de si es más o menos relevante lo que leo, lo enlazo, sé que lo que publico en mi blog no es muy interesante hoy, pero me da igual, lo posteo.

 Lo único que se busca es crecer “orgánicamente“, estar en todos lados siempre, sin importar mucho cómo, cuándo ni por qué o con quién. Que una empresa tenga 150,000,000 de fans puede ser fabuloso para esa marca empresarial, pero para la marca individual, ¿qué valor tiene? ¿resulta práctico? ¿es realmente efectivo para tener una buena marca personal estar conectado con otras personas que no te conocen realmente sólo porque Internet te lo permite?

¿Para qué tener 500 amigos en Facebook si sólo te relacionas con 100 personas al año y de ellos con más de la mitad sólo te ves 1 vez cada 12 meses? ¿En Linkedin o en Xing cuántos contactos realmente te pueden ayudar a buscar un trabajo si estás parado? ¿Cuántos de ellos vienen y te ofrecen un puesto mejor sacando los que te conocen personalmente?

Estamos inmersos en un cambio de época y pienso que muchas personas han perdido el foco. Desde un punto de vista profesional, una marca debe estar al servicio de crear productos o servicios y cobrar por ellos. Muchas personas se han olvidado de que las redes sociales deben servir como medio para crecer profesionalmente y no convertir el jiji-jajá buen rollito en un fin. Nos hemos liado la manta a la cabeza y estamos eternamente conectados no sabemos muy bien con qué fin. A las personas nos mueve el interés. Yo puedo sentir “interés desinteresado” por mis amigos íntimos y mi familia. Los demás que pasen por caja. No soy un misionero ni me mueve el altruismo.

Soy de los que piensan que las personas se identifican por su identidad, por el hecho de ser uno, por aquello que les hace diferente, por sus valores, por la relevancia y la calidad de las cosas que hacen y no por el número de followers en Twitter o fans en Facebook.

¿Qué valor tiene la marca personal?

La marca personal no te va a dar un céntimo. Nadie va a venir por Linkedin y te va a nombrar consejero delegado de nada. Para lo que sí sirve la marca personal es para reducir la desconfianza inicial que existe en las relaciones interpersonales. Son referencias “dos/tres/…puntocero”  para tu curriculum vitae. Hay contactos, followers, fans, amigos que testifican tus méritos. Ahí “colgados” online para todo el mundo, que no es poco…

Profesionalmente la marca personal me sirve para que me conozcas mejor -partiendo del hecho de que no me conoces-. No me quiero vender “yo”, quiero vender mis “aptitudes”, mis “méritos”, las cosas que hago y que puedo llegar a hacer. No me vendo “yo”, vendo mi “producto/servicio”. Y a mi tu marca personal sólo me importa si el enfoque que le das es el mismo.

La economía gallega en el 2010

En el primer semestre de 2010, la economía gallega creció un 0,4% interanual frente al o,2% que creció la economía española, en términos de PIB. Este crecimiento de la economía gallega se debe principalmente a un aumento del 4,6% de los servicios industriales y al crecimiento de las exportaciones, que subieron un 18% en términos interanuales. Otro factor a tener en cuenta es la celebración del Xacobeo: el gasto de personas no residentes se incrementó un 25% en este primer semestre.

Según datos del FOEXGA, plan que sacan adelante la Conselleria de Economía e Industria con las Cámaras de Comercio de Galicia, en el primer semestre del año 973 empresas participaron en las 90 acciones encaminadas a exportar productos y servicios gallegos. Se prevee que otras 500 empresas se apunten en el segundo trimestre de este año 2010.

El 85% de empresas que participan en estas acciones repite al año siguiente. Destacan la industria naval, componentes, combustibles y aceites minerales, y la automoción como sectores exportadores gallegos. Los principales países destinatarios de las exportaciones gallegas son Portugal, Francia, Italia, Reino Unido,  Alemania, Andorra, Estados Unidos, Uruguay y Marruecos, en este orden.

La balanza exterior en 2010 presenta un balance positivo, de 1000 millones de euros.

Las previsiones para la CCAA eran inicialemente de un crecimeinto negativo, pero ahora se ha corregido dicha previsión y los economistas estiman que rondaremos el llamado crecimiento 0%. En cuanto a las previsiones de empleo, se estima que el desempleo para finales de 2010 en Galicia rondará el 18%.

Red y libertad for everyone

Consideramos imprescindible la retirada de la disposición final primera de la Ley de Economía Sostenible por los siguientes motivos:

  1. Viola los derechos constitucionales en los que se ha de basar un estado democrático en especial la presunción de inocencia, libertad de expresión, privacidad, inviolabilidad domiciliaria, tutela judicial efectiva, libertad de mercado, protección de consumidoras y consumidores, entre otros.
  2. Genera para la Internet un estado de excepción en el cual la ciudadanía será tratada mediante procedimientos administrativos sumarísimos reservados por la Audiencia Nacional a narcotraficantes y terroristas.
  3. Establece un procedimiento punitivo “a la carta” para casos en los que los tribunales ya han manifestado que no constituían delito, implicando incluso la necesidad de modificar al menos 4 leyes, una de ellas orgánica. Esto conlleva un cambio radical en el sistema jurídico y una fuente de inseguridad para el sector de las TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación). Recordamos, en este sentido, que el intercambio de conocimiento y cultura en la red es un motor económico importante para salir de la crisis como se ha demostrado ampliamente.
  4. Los mecanismos preventivos urgentes de los que dispone la ley y la judicatura son para proteger a toda ciudadanía frente a riesgos tan graves como los que afectan a la salud pública. El gobierno pretende utilizar estos mismos mecanismos de protección global para beneficiar intereses particulares frente a la ciudadanía.
  5. Además la normativa introducirá el concepto de “lucro indirecto”, es decir: a mí me pueden cerrar el blog porque “promociono” a uno que “promociona” a otro que vincula a un tercero que hace negocios presuntamente ilícitos.
  6. Recordamos que la propiedad intelectual no es un derecho fundamental contrariamente a las declaraciones del Ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Lo que es un derecho fundamental es el derecho a la producción literaria y artística.
  7. De acuerdo con las declaraciones de la Ministra de Cultura, esta disposición se utilizará exclusivamente para cerrar 200 webs que presuntamente están atentando contra los derechos de autor. Entendemos que si éste es el objetivo de la disposición, no es necesaria, ya que con la legislación actual existen procedimientos que permiten actuar contra webs, incluso con medidas cautelares, cuando presuntamente se esté incumpliendo la legalidad. Por lo que no queda sino recelar de las verdaderas intenciones que la motivan ya que lo único que añade a la legislación actual es el hecho de dejar la ciudadanía en una situación de grave indefensión jurídica en el entorno digital.
  8. Finalmente consideramos que la propuesta del gobierno no sólo es un despilfarro de recursos sino que será absolutamente ineficaz en sus presuntos propósitos y deja patente la absoluta incapacidad por parte del ejecutivo de entender los tiempos y motores de la Era Digital.

La disposición es una concesión más a la vieja industria del entretenimiento en detrimento de los derechos fundamentales de la ciudadanía en la era digital.

La ciudadanía no puede permitir de ninguna manera que sigan los intentos de vulnerar derechos fundamentales de las personas, sin la debida tutela judicial efectiva, para proteger derechos de menor rango como la propiedad intelectual. Dicha circunstancia ya fue aclarada con el dictado de inconstitucionalidad de la ley Corcuera (o “ley de la patada en la puerta”). El Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet, respaldado por más de 200 000 personas, ya avanzó la reacción y demandas de la ciudadanía antes la perspectiva inaceptable del gobierno.

Para impulsar un definitivo cambio de rumbo y coordinar una respuesta conjunta, el 9 de enero se ha constituido la “Red SOStenible” una plataforma representativa de todos los sectores sociedad civil afectados. El objetivo es iniciar una ofensiva para garantizar una regulación del entorno digital que permita expresar todo el potencial de la Red y de la creación cultural respetando las libertades fundamentales.

En este sentido, reconocemos como referencia para el desarrollo de la era digital, la Carta para la innovación, la creatividad y el acceso al conocimiento, un documento de síntesis elaborado por más de 100 expertos de 20 países que recoge los principios legales fundamentales que deben inspirar este nuevo horizonte.

En particular, consideramos que en estos momentos es especialmente urgentes la implementación por parte de gobiernos e instituciones competentes, de los siguientes aspectos recogidos en la Carta:

  1. Las/os artistas como todos los trabajadores tienen que poder vivir de su trabajo (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo B. “Estímulo de la creatividad y la innovación”, de la Carta);
  2. La sociedad necesita para su desarrollo de una red abierta y libre (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo D, “Acceso a las infraestructuras tecnológicas”, de la Carta);
  3. El derecho a cita y el derecho a compartir tienen que ser potenciado y no limitado como fundamento de toda posibilidad de información y constitutivo de todo conocimiento (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo A, “Derechos en un contexto digital”, de la Carta);
  4. La ciudadanía debe poder disfrutar libremente de los derechos exclusivos de los bienes públicos que se pagan con su dinero, con el dinero publico (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo C, “Conocimiento común y dominio público”, de la Carta);
  5. Consideramos necesaria una reforma en profundidad del sistema de las entidades de gestión y la abolición del canon digital (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo B, “Estímulo de la creatividad y la innovación”, de la Carta).

Por todo ello hoy se inicia la campaña INTERNET NO SERA OTRA TELE y se llevarán a cabo diversas acciones ciudadanas durante todo el periodo de la presidencia española de la UE.

Consideramos particularmente importantes en el calendario de la presidencia de turno española el II Congreso de Economía de la Cultura (29 y 30 de marzo en Barcelona), Reunión Informal de ministros de Cultura (30 y 31 de marzo en Barcelona) y la reunión de ministros de Telecomunicaciones (18 a 20 de abril en Granada).

La Red tiene previsto reunirse con representantes nacionales e internacionales de partidos políticos, representantes de la cultura y delegaciones diplomáticas.

Firmado
Red SOStenible

La Red SOStenible somos todos. Si quieres adherirte a este texto, cópialo, blogguéalo, difúndelo.

¿Qué es la inmótica?

Según la Wikipedia, por inmótica entendemos la incorporación al equipamiento de edificios de uso terciario o industrial (oficinas, edificios corporativos, hoteles, empresariales y similares), de sistemas de gestión técnica automatizada de las instalaciones, con el objetivo de reducir el consumo de energía, aumentar el confort y la seguridad de los mismos.

Sigue diciendo, entenderemos que un edificio es “inteligente” si incorpora sistemas de información en todo el edificio, ofreciendo servicios avanzados de la actividad y de las telecomunicaciones. Con control automatizado, monitorización, gestión y mantenimiento de los distintos subsistemas o servicios del edificio, de forma óptima e integrada, local y remotamente. Diseñados con suficiente flexibilidad como para que sea sencilla y económicamente rentable la implantación de futuros sistemas. Bajo este nuevo concepto se define la automatización integral de inmuebles con alta tecnología. La centralización de los datos del edificio o complejo , posibilita supervisar y controlar confortablemente desde una PC, los estados de funcionamiento o alarmas de los sistemas que componen la instalación, así como los principales parámetros de medida. La Inmótica integra la domótica interna dentro de una estructura en red.

La inmótica tiene muchísimas posibilidades, especilamente en la gestión de hoteles y moteles. Mi nueva empresa desarrolla y comercializa Domotel, un producto que une en una única plataforma tecnológica todo el entramado necesario para gestionar el negocio hotelero y a la vez controlar el edificio, todo está a un “click”.

Con un portátil y una conexión a Internet cualquier gestor puede estar al tanto de todo lo que sucede en el hotel… Se contempla cualquier aspecto imaginable, desde el fichaje de empleados en el hotel, el control de accesos, la tarificación flexible, TPV´s, el control de servicios tales como la sauna o el hidromasaje o informes de facturación, ocupación, consumo energético, etc…

La plataforma está desarrollada en .NET, pero ofrecemos mucho más que software, ya que tiene también un fuerte componente de I+D en electrónica. Los dispositivos electrónico son muy pequeños y los arquitectos de hoteles valoran este aspecto ya que la tecnología no condiciona el diseño de los hoteles.

Para más información sobre la inmótica en hoteles y moteles, lo mejor es que consultéis mi blog de Domotel.

Barrio Sésamo, 40 años en la tele

Hoy al abrir  Google me he encontrado con la grata sorpresa de que Barrio Sésamo cumple ya 40 años. Salió en antena por primera vez el 10 de noviembre de 1969 en EEUU.

¿Qué  decir de barrio sésamo que nadie sepa ya? Pues nada. Es impresionante. 40 años en antena, los muppets de Jim Henson, las adaptaciones en cada país, la música, su fin educativo, en definitiva, la magia de ser niño y de no poner límites a nada.

Un dato. Tras varios estudios, el 62% de los niños que veían barrio sésamo tenía mejor capacidad cognitiva que los niños que no lo hacían.

barriosésamoLa caja no es tonta ni lista, sólo depende de nosotros hacer de la televisión y de internet también un espacio educativo para los menores.

Un buen líder en tiempos de crisis

Me llama poderosamente la atención la relevancia que adquiere el contexto en 431276 nuestra percepción del liderazgo. Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York la percepción que tenían los neuyorkinos sobre el liderazgo de Rudolph Giuliani era sensacional. La opinión pública lo elogiaba de manera unánime: un gran líder, si señor, un tipo asertivo, firme, con determinación, con la habilidad de poder transmitir seguridad en tiempos de crisis y terror. Sin embargo, cuando el mismo Giuliani se postuló como candidato a la presidencia de los Estados Unidos la misma opinión pública que tanto había alabado su gestión cuando sucedieron los atentados del 11-S lo tildó de ser un líder de perfil bajo, vehemente, terco y muy dado a tomar decisiones de manera unilateral. En la historia reciente de España también vemos casos igualmente llamativos. Me viene a la cabeza la figura del ex-presidente del gobierno, Jose María Aznar. A mediados de la década de los noventa, en el ocaso del felipismo, y con una coyuntura económica negativa  (cada vez menos me atrevo a decir que similar a la actual porque la que nos viene encima es de aupa…), en la que la economía española se encontraba en una etapa de fuerte desaceleración del gasto privado, y que estaba llevando a caídas de dos dígitos en los principales indicadores del consumo a corto plazo como las matriculaciones de vehículos, la producción de cemento o las ventas del comercio minorista (pequeño comercio, súper e hipermercados)… , en la que los ingresos tributarios se estaban desinflando, afectados por los menores beneficios empresariales (impuesto de sociedades) y por la falta de confianza de los consumidore en que hubiese un repunte de la economía (afecta a la recaudación del IVA), en la que la seguridad social inició una escalada hacia el abismo y el entonces, al igual que hasta hace un mes, ministro de economía Pedro Solbes animó a los españoles a acogerse a planes de pensiones privados … Pues en aquella época, Aznar,  jefe de la oposición -por el que nadie daba un duro frente a la carismática figura de Felipe González-, fué capaz no sólo de ganar unas elecciones ante el descontento general reinante en la sociedad española, sino de remontar el vuelo de una economía en caída libre y cumplir con los criterios de Mastrique para hacer converger la antigua moneda nacional, la peseta, con el euro. En los primeros años de oposición Aznar tenía fama de antipático, de ser poco carismático, y el gobierno, del PSOE, se metía con él por el bigote (disque por simbolizar autoritarismo…), por su forma nasalidad pronunciada al hablar y por recurrir siempre a la machacona frase “!Váyase Sr. González!“… Con el devenir de los acontecimientos, la crisis del 93, la progresiva dificultad para entrar en la eurozona, la crispación social por el creciente desempleo, la recesión económica creciente, el escándalo de los GAL, y la falta de de credibilidad de un Felipe González apático y sin energía para seguir gobernando aquellos “defectos” de Aznar se volvieron “virtud”. La opinión pública española pasó de la mofa a la admiración en un periodo de cuatro años. En el 95 Aznar era un autoritario, en el 2000,  el presidente por mayoría absoluta. Su asertividad, la fuerza que transmitía a la hora de tomar decisiones, su vehemencia y su estilo político -atar a todo el mundo en corto- resultó en un liderazgo tan eficaz que además de recuperar la senda positiva de la economía, generar muchísimo empleo, cumplir con los criterios de convergencia de Maastriche, desgastar profundamente a ETA, y algún que otro logro más, fué capaz de convencer a todo un país para ser reelegido presidente del gobierno por mayoría absoluta. Tras su primera legislatura, ejemplar en muchos aspectos, y ya recuperada la economía, con muy poco paro y prosperidad por doquier, contaba con el apoyo de millones de españoles. En ese mismo instante, en el momento de su reelección, se produce un punto de inflexión en la hasta entonces gran biografía política de Aznar. El contexto en el año 200o era muy distinto al que él se encontró cuando entró a vivir en el palacio de la Moncloa. El líder que España necesitaba en ese momento, enfilando esa segunda legislatura, distaba mucho de aquél Aznar asertivo y autoritario en petit comité que había sido capaz de darle la vuelta a una situación tan adversa cómo la de la crisis de los noventa. En esa etapa de crecimiento, España ya no necesitaba que su presidente fuera omnipresente, no necesitaba ese liderazgo tan fuerte, no necesitaba tanta asertividad, ni que las decisiones se tomaran de forma tan unilateral. Todos estos rasgos del liderazgo de Aznar, además, se percibían de forma magnificada por la opinión pública española, en parte por el llamado síndrome de la Moncloa, y en parte porque el propio ego de Aznar se encontraba por las nubes. Todo ello tuvo su reflejo en aquella nefasta decisión de casar a su hija en el Monasterio de San Lorenzo del Escorial (con todo lo que ello implica: casar a una hija, en un edificio de históricamente vinculado a la realeza, con un elenco de invitados entre los estaban personajes tan detestables como el afamado -por supuesto corrupto- Francisco Correa o el siempre inoportuno Silvio Berlusconi). Aznar le dió rienda suelta a su lado más autoritario cuando lo más oportuno hubiera sido disimularlo más. Yo creo que no es cierto, como se comentaba en algunos círculos, que la mayoría absoluta había cambiado a Aznar. Lo que cambió fué el contexto. Y la percepción de esos rasgos por parte de la opinión pública también cambió. Lo que en momentos de crisis se valoraba como bueno, en momentos de bonanza ya no lo era tanto. Aznar siempre fué autoritario, su eslogan lo delata. Otra cosa es que en un contexto de crisis ese tipo de liderazgo pueda servir para salir del atolladero ya que ante la incertidumbre generalizada se necesitan líderes que transmitan convicción y generen cambio. Esta nefasta actitud refleja la inflexibilidad ante el cambio y la falta de talento en temas de marketing político del que tradicionalmente padece el PP, marketing, por otro lado, que el PSOE maneja con maestría. Aznar fué incapaz de hacer una lectura de aquel contexto, se dejó llevar por su lado más oscuro y, a pesar de sus grandes logros, su imagen ante la opinión pública española tras estar ya 6 años alejado de la Moncloa sigue siendo bastante mala. Y no sólo es consecuencia del “cerco sanitario” al que es sometido por parte de algunos medios de comunicación más próximos a la izquierda, sino que hay miembros de su propio partido y muchos afiliados al PP que no aprueban aquella actitud del ex-presidente. Pero todos, sin discusión, reconocen sus logros y méritos en aquella primera legislatura. Y aquél liderazgo hábil, con un gobierno en minoría, es algo que quizás echemos en falta hoy de nuestros actuales dirigentes políticos, ya sean del gobierno o de la oposición.