Director de Analítica Web, un cargo con mucha miga

En Twitter no me prodigo mucho, principalmente porque lo he aburrido ya hace. Abrí mi primera cuenta en Twitter en 2008, por indicación de mi amigo y entonces compañero David Martín, y en aquél entonces el micro-blogging me resultaba divertido y tal, lo típico, la novedad. También en aquella época recuerdo haber probado Yammer (puesto que la estabamos evaluando como herramienta de microblogging corporativa).

A lo que iba. Twitter en general me aburre porque hay mucho comemierda, mucho gafa-pasta que va de entendido, mucha vanidad, demasiada lucha de egos, y muchas personas (físicas y jurídicas) perdiendo el tiempo posteando lo que hacen o dejan de hacer sin un objetivo claro, sin foco.

Sin embargo, he de reconocer que hay personas en Twitter que si aportan luz en medio de la jauría de CMs (CM de comemierda, no de Community Manager, !!mal pensao’!!) que deambulan entre timelines y retweets.

Por motivos vocacionales y también profesionales, sigo mucho a Sorprendida  y también a jcasasempere. Y les sigo porque ellos y yo tenemos algo en común. Somos prescriptores de Avinash Kaushik desde hace años

Y también porque, por caminos separados (nunca he hablado con ellos ni los he visto en persona), hemos llegado a una misma conclusión: la analítica web ya no es una ciencia estándar. La analítica web debe medir de manera personalizada aspectos cualitativos de la cadena de valor de cada empresa. Por muy micro-pyme o muy multi que sea, necesita medir cómo interactuan los clientes con la web, con las tarifas, con la info de los productos y servicios, con los formularios, etc… y no las visitas, o las páginas vistas.

En la transición de una web uni-direccional hacia una web más interactiva, es normal que intentemos medir la calidad de dicho diálogo con los clientes. Muchos HiPo’s se obsesionan aún hoy en día con el volumen, las cantidad de visitas, de páginas vista, etc… buscando cerebralmente ganar la batalla de los números. Esta línea de trabajo lleva a pensar sólo en mi web, mis números, etc… sin tener en cuenta cómo ha sido esa experiencia en términos cualitativos, es decir, ¿qué le ha parecido al cliente?

Pero hace tiempo que los que nos dedicamos a esto sabemos que ganar la batalla de los números no necesariamente implica ganar la guerra y conquistar clientes.

La analítica web contemporánea busca constantemente medir con la cabeza, eso siempre, pero sin perder de vista que tambien hay que medir usando los sentimientos, el alma. Los fundamentos son los de siempre (MAR): medir, analizar y reportar. Lo que ha cambiado es el foco, el punto hacia el que fijamos el telescopio. Para ello, es importante medir, analizar, reportar y poder influir en el proceso de decisión de la empresa. Los datos no sirven para nada si no se analizan. Los análisis no sirven para nada si no se reportan. Los reportes no sirven para nada si no se tienen en cuenta en el proceso de decisión. En el panorama tecnológico de hoy, las decisiones en la empresa ya no las toman los directivos, las toman los clientes. Los buenos directivos son aquellos que saben medir aquello que les gusta a sus clientes para seguir mejorándolo e invertir recursos en ello.

Las barreras hacia este tipo de analítica no está en los medios técnicos, ni el software, puesto que hay tecnología de sobra para medir la forma en la que interactuan los clientes con nosotros. La limitación, como casi todo, está en la mentalidad con la que afrontamos el negocio. Mentalmente hay que ser flexible, adaptarse al cambio y estar dispuesto constantemente a desaprender lo aprendido para aprender de nuevo con más experiencia. El diablo sabe más por viejo que por diablo. Lo de ser diabo le ayuda porque no tiene ningún reparo en romper con sus ataduras.

Las guerras se pierden sin cabeza, y se ganan con corazón.

La importancia estratégica del sector de los contenidos digitales

 

La evolución del sector en España ha sido muy positiva en los últimos años, así queda patente en el comportamiento de la cifra de negocio, que experimentó una tasa de crecimiento compuesta anual del 21,3 por ciento en el periodo 2005 – 2009. Además, la evolución hacia una progresiva digitalización de la industria augura un crecimiento irreversible hacia la distribución y consumo digitales de contenidos. Esta evolución representa para la industria una gran oportunidad a futuro, con expectativas de crecimiento en la vertiente digital del negocio muy significativas para los próximos años.

Para los próximos 4 años, la extensión de la banda ancha y, sobre todo, el aumento de la velocidad de acceso a Internet representan factores claves que permitirán el crecimiento del mercado de los contenidos digitales.

Los gobiernos e instituciones públicas deben fijarse como objetivo poder crear las condiciones adecuadas para el desarrollo de los nuevos servicios ligados a la evolución digital de los contenidos. Las claves para el desarrollo futuro de la industria de los contenidos pasa por la transformación hacia lo digital, la internacionalización de la industria, la adaptación a los nuevos modelos de negocio online y la capacitación de los mejores profesionales. A su vez, el gobierno debe realizar un esfuerzo por asegurar la accesibilidad de los contenidos desarrollados por la industria, fomentando un incremento de la demanda de los mismos en la sociedad e impulsando el conjunto de actividades de la cadena de valor de la industria.

Pablo Iglesias en el primer encuentro anual de “Social Media” en Galicia, Compostweets

El próximo 26 deFebrero se celebrará el I Encontro anual de social media en Galicia Compostweets 2011, un encuentro de profesionales de la web 2.0  y entusiastas de Twitter.

La iniciativa nació al calor de uno de los cursos de community manager impartidos por el insigne Rubén Bastón junto con AGAFPU en Santiago los pasados meses de Noviembre y Diciembre de 2010. Varios de los profesionales asistentes se liaron la manta a la cabeza y se decidieron a organizar el I Compostweets.

Entre los ponentes estará Pablo Iglesias, y como él mismo comenta en su blog:

A un servidor lo encontraréis más tarde en la mesa redonda moderada por Alberto Seoane, junto a , nada más y nada menos,  Javier Pedreira Wicho (de Microsiervos) y María Encinar (de Iniciador Galicia), allí estaremos hablando de twitter como herramienta de comunicación de la empresa. En concreto comentaré el uso que le damos a twitter en Krasis, tanto con MAILCast como con campusMVP.”

Pablo Iglesias es actualmente compañero mío en Krasis. Trabaja como diseñador gráfico y web, y además se encarga de la publicidad online y offline de todos nuestros productos además de elaborar piezas de e-mail marketing para nuestros clientes. Aquí puedes echarle un vistazo a su portafolio.

Medios como La Voz de Galicia ya se han hecho eco del evento.

¿Qué es Social Media?

Según la Wikipedia, Medios de Comunicación Social Interactiva, o Medios de Comunicación Interactiva (“Social media” en inglés) son foros de comunicación donde la información y en general el contenido es creado por los propios usuarios mediante el uso de las nuevas tecnologías, que permiten un fácil uso y acceso mediante poderosas tecnologías de edición, publicación e intercambio. Los profesores Kaplan y Haenlein definen medios sociales como “un grupo de aplicaciones basadas en Internet que se desarrollan sobre los fundamentos ideológicos y tecnológicos de la Web 2.0, y que permiten la creación y el intercambio de contenidos generados por el usuario”.[1] Los medios sociales son ricos en la influencia y la interacción entre pares y con una audiencia pública que es cada vez más “inteligente” y participativa. El medio social es un conjunto de plataformas digitales que amplía el impacto de WOMM (marketing Boca a boca) y también lo hace medible y, por tanto, rentabilizable por medio de el Social Media Optimization. A los administradores de un medio social se les llama Community Manager.

Las 6 p’s del marketing o el marketing mix

A continuación recopilo lo que se dice por Internet sobre las 6 p’s del marketing o el marketing mix.

El Marketing es el conjunto de técnicas que con estudios de mercado intentan lograr el máximo beneficio en la venta de un producto: mediante el marketing podrán saber a qué tipo de público le interesa su producto. Su función primordial es la satisfacción del cliente (potencial o actual) mediante las cuales pretende diseñar el producto, establecer precios, elegir los canales de distribución y las técnicas de comunicación más adecuadas.

El marketing mix son las herramientas que utiliza la empresa para implantar las estrategias de Marketing y alcanzar los objetivos establecidos. Estas herramientas son conocidas también como las seis P del marketing.

a) Producto: Cualquier bien, servicio, idea, persona, lugar, organización o institución que se ofrezca en un mercado para su adquisición, uso o consumo y que satisfaga una necesidad.

La política de producto incluye el estudio de 4 elementos fundamentales:

1. La cartera de productos
2. La diferenciación de productos
3. La marca
4. La presentación

b) Precio: Es el valor de intercambio del producto, determinado por la utilidad o la satisfacción derivada de la compra y el uso o el consumo del producto. Es el elemento del mix que se fija más a corto plazo y con el que la empresa puede adaptarse rápidamente según la competencia, coste…Se distingue del resto de los elementos del marketing mix porque es el único que genera ingresos, mientras que los demás elementos generan costes.

Para determinar el precio, la empresa deberá tener en cuenta lo siguiente:

  • Los costes de producción, distribución…
  • El margen que desea obtener.
  • Los elementos del entorno: principalmente la competencia.
  • Las estrategias de Marketing adoptadas.
  • Los objetivos establecidos.

c) Plaza o Distribución: Elemento del mix que utilizamos para conseguir que un producto llegue satisfactoriamente al cliente. Cuatro elementos configuran la política de distribución:
1. Canales de distribución. Los agentes implicados en el proceso de mover los productos desde el proveedor hasta el consumidor.
2. Planificación de la distribución. La toma de decisiones para implantar una sistemática de cómo hacer llegar los productos a los consumidores y los agentes que intervienen (mayoristas, minoristas).
3. Distribución física. Formas de transporte, niveles de stock, almacenes, localización de plantas y agentes utilizados.
4. Merchandising. Técnicas y acciones que se llevan a cabo en el punto de venta. Consiste en la disposición y la presentación del producto al establecimiento, así como de la publicidad y la promoción en el punto de venta.

Cuando hablamos de place es un término en inglés para denominar el lugar, también se maneja en español como la evidencia física del lugar, para el marketing es muy importante llevar al cliente experimentar los 5 sentidos en un lugar de venta como lo son:

  • olfato
  • audición
  • vista
  • gusto
  • tacto

Cuantos más sentidos capte nuestro consumidor, mayor será el grado de captación de nuestra empresa, mejorando la aceptación en su top of mind.

d) Promoción: La comunicación persigue difundir un mensaje y que éste tenga una respuesta del público objetivo al que va destinado. Los objetivos principales de la comunicación son:

  • Comunicar las características del producto
  • Comunicar los beneficios del producto
  • Que se recuerde o se compre la marca/producto

La comunicación no es sólo publicidad. Los diferentes instrumentos que configuran el mix de comunicación son los siguientes:

  • La publicidad.
  • Las relaciones públicas.
  • La venta personal.
  • La promoción de ventas.
  • El Marketing directo.

e) Personas: cuando hablamos de la P de personas, nos referimos a que una empresa también cuenta con personal que atiende a nuestro consumidor, esto afecta en muchas empresas ya que una error que cometen es olvidar esta parte del negocio dejándolo a segundo termino, pero básicamente los clientes siempre se verán afectados por el buen o mal servicio que reciban de su empresa.

f) Procesos: los procesos tienen que ser estructurados correctamente, ya sea que hablemos de un servicio o de la creación de un producto, esto nos llevara a la logística de la empresa para reducir costos y aumentar ganancias.

El verdadero valor de la marca personal

Últimamente, quizás por hacer un ejercicio de afirmación personal en estos tiempos en los que todos tememos perder el empleo, está muy en boga el término marca personal (que proviene del inglés personal branding). El crecimiento masivo de Facebook, Linkedin, Xing y Twitter en el año 2010 no ha hecho más incrementar esta tendencia de posicionar la marca individual para distinguirse de la masa que deambula sin identidad por el ciberespacio.

¿Cómo posicionar la marca personal en Internet?

Haciendo un pequeño ejercicio de observación se ve a simple vista que las personas se posicionan en Internet intentando “captar” el máximo número de fans o amigos en Facebook, de contactos en Linkedin o en Xing o de seguidores en Twitter. De repente, parece que las personas con más “followers” son las que desarrollan una actividad más frenética, como que hacen más cosas que los demás, cuando realmente esto es una falacia. Lo que pasa es que si tienes muchos seguidores o amigos o contactos, todos se enteran de todo lo que haces cada vez que posteas, que twiteas o que actualizas tu perfil y se crea la percepción en la mente de muchos de que haces muchas cosas.

Es un ejercicio obsesivo fundamentado en criterios meramente cuantitativos. El razonamiento es el siguiente: me da igual quién eres o qué tipo de relación tienes conmigo, te agrego, te añado o te doy un “like”; me da igual lo que haga, lo twiteo, o de si es más o menos relevante lo que leo, lo enlazo, sé que lo que publico en mi blog no es muy interesante hoy, pero me da igual, lo posteo.

 Lo único que se busca es crecer “orgánicamente“, estar en todos lados siempre, sin importar mucho cómo, cuándo ni por qué o con quién. Que una empresa tenga 150,000,000 de fans puede ser fabuloso para esa marca empresarial, pero para la marca individual, ¿qué valor tiene? ¿resulta práctico? ¿es realmente efectivo para tener una buena marca personal estar conectado con otras personas que no te conocen realmente sólo porque Internet te lo permite?

¿Para qué tener 500 amigos en Facebook si sólo te relacionas con 100 personas al año y de ellos con más de la mitad sólo te ves 1 vez cada 12 meses? ¿En Linkedin o en Xing cuántos contactos realmente te pueden ayudar a buscar un trabajo si estás parado? ¿Cuántos de ellos vienen y te ofrecen un puesto mejor sacando los que te conocen personalmente?

Estamos inmersos en un cambio de época y pienso que muchas personas han perdido el foco. Desde un punto de vista profesional, una marca debe estar al servicio de crear productos o servicios y cobrar por ellos. Muchas personas se han olvidado de que las redes sociales deben servir como medio para crecer profesionalmente y no convertir el jiji-jajá buen rollito en un fin. Nos hemos liado la manta a la cabeza y estamos eternamente conectados no sabemos muy bien con qué fin. A las personas nos mueve el interés. Yo puedo sentir “interés desinteresado” por mis amigos íntimos y mi familia. Los demás que pasen por caja. No soy un misionero ni me mueve el altruismo.

Soy de los que piensan que las personas se identifican por su identidad, por el hecho de ser uno, por aquello que les hace diferente, por sus valores, por la relevancia y la calidad de las cosas que hacen y no por el número de followers en Twitter o fans en Facebook.

¿Qué valor tiene la marca personal?

La marca personal no te va a dar un céntimo. Nadie va a venir por Linkedin y te va a nombrar consejero delegado de nada. Para lo que sí sirve la marca personal es para reducir la desconfianza inicial que existe en las relaciones interpersonales. Son referencias “dos/tres/…puntocero”  para tu curriculum vitae. Hay contactos, followers, fans, amigos que testifican tus méritos. Ahí “colgados” online para todo el mundo, que no es poco…

Profesionalmente la marca personal me sirve para que me conozcas mejor -partiendo del hecho de que no me conoces-. No me quiero vender “yo”, quiero vender mis “aptitudes”, mis “méritos”, las cosas que hago y que puedo llegar a hacer. No me vendo “yo”, vendo mi “producto/servicio”. Y a mi tu marca personal sólo me importa si el enfoque que le das es el mismo.

8,5 mil millones de streams de video en enero de 2011

Según un informe de Nielsen en enero de 2011 se ha incrementado el video-streaming en Internet en un 45% (Estados Unidos) con respecto al mismo mes del 2010.

Netflix, un servicio de alquiler de videos online, creció un 37,5% hasta los 200 millones de streams en ese mismo periodo.

Las webs de Microsoft son las que más han aumentado en contenidos streaming. Las tablas muestran todos los números:

Que alguien por favor le presente los datos de Netflix a Sinde, a Pajín y al jefecillo ZP, igual se les enciende una bombilla.

¿El futuro de Internet? Fácil: todo lo que aún no ha transformado profundamente lo transformará

A las personas nos encantan los duelos a muerte: Facebook contra Tuenti, Google contra Microsoft, tal Start-up contra cual Start-up. Últimamente hay mucha incertidumbre acerca del opaco acuerdo al que han llegado Facebook y Goldman Sachs, si los últimos informes de las empresas de capital-riesgo apuntan hacia una nueva burbuja tecnológica o si esta o aquella start-up está sobrevalorada y así sucesivamente.

Desde mi punto de vista, todas estas dudas no son más que diminutas notas a pie de página que eliminaremos del disco duro dentro de un par de años o quizás antes. Cierto es que Internet ha sido una como montar en una montaña rusa, muchas veces a oscuras, y que hay empresas que se han pegado unos batacazos monumentales -especialmente en el cambio de siglo pasado, con la crisis de las punto COM, que ha hecho desconfiar a tantos-. Sin embargo, vemos como cada año Internet transforma sectores e industrias que hasta hace nada funcionaban sin contar con Internet para nada (en España el caso de ZARA es un gran ejemplo de ello). Sencillamente ignoraban Internet. Esta ignorancia ha llevado a ciertas industrias (artistas, sociedades de autores, productoras, discográficas) a ir por detrás de la tecnología y ahora están pagando las consecuencias.

Es fácil enumerar las industrias que Internet ha revolucionado ya; música, noticias, publicidad y telecomunicaciones de manera más notoria. Y las que está transformando mientras escribo este post, entre otras; finanzas, comercio, TV, cine, política y gobierno. En el futuro Internet transformará muchos otros sectores: sanidad, educación, energía, justicia, etc…

La información es unos de los elementos sobre los que la economía moderna ha basado su funcionamiento. Internet, cuantitativamente hablando, es el medio de comunicación más grande jamás inventado. En unos años nos llevaremos las manos a la cabeza pensando en lo “viejuno” que era ir a ver un piso con un agente inmobiliario, lo anacrónico del actual modelo administrativo, judicial y sanitario, y como médicos anotaran a mano, y, con tristeza, caeremos en la cuenta de cómo la escasez de información y otras herramientas restringían de base el desarrollo educativo de las personas.

Por mucho que les pese a algunos, EEUU ha liderado todo lo que tiene que ver con la innovación en Internet y lo seguirá haciendo, desde mi punto de vista, siempre y cuando desarrollen políticas encaminadas a lo siguiente:

1) exporten la personalidad emprendedora, el “ethos”, de Silicon Valley a otros puntos de su propio país y del globo

2) revisen sus políticas de inmigración para permitir que las personas vayan más fácilmente a aquellos sitios donde su talento y sus destrezas son más demandadas

3) se desarrollen políticas para concienciar a las generaciones venideras de lo importante que es innovar en aquellos sectores que tienen una repercusión directa en la calidad de vida de las personas (Internet, sanidad, energía, educación) en vez de centrarse en áreas de actividad que otrora tenían caché, tipo finanzas o derecho, pero que aportan poco cuando las cosas vienen duras para la economía y que, además, aportan poco o nada al bienestar común.

Y digo EEUU porque van en cabeza y lo tienen más fácil, pero lo mismo debería plantearse en todo el mundo civilizado. Me da vergüenza pensar que nuestros líderes no estén en estas cosas y sí en otras como los pinganillos en el senado español, pero eso es harina de otro costal.

¿El futuro de Internet? Fácil: todo lo que aún no ha transformado profundamente lo transformará. Ni las empresas, ni inversores, ni la casta política pueden parar esta transformación. La única decisión que podemos tomar al respecto es decidir a qué bando queremos pertenecer, al de la innovación o al del antiguo régimen. Yo lo tengo claro.