Por qué antes no y ahora sí voy a correr la Vig-Bay 2015

Nota 1 de marzo 2015: Buenas noches. La carrera finalmente ha publicado hoy el reglamento para atletas discapacitados. Mejor tarde que nunca.

La redacción del mismo es confusa pero interpreto que la carrera definitivamente queda abierta a todos los atletas.

Espero que el año que viene se organicen mejor y publiquen este reglamento antes.

http://www.vig-bay.com/index.php?option=com_fsf&view=faq&catid=3&Itemid=726&lang=eso: Buenas noches. La carrera finalmente ha publicado hoy el reglamento para atletas discapacitados. Mejor tarde que nunca.

La redacción del mismo es confusa pero interpreto que la carrera definitivamente queda abierta a todos los atletas.

Espero que el año que viene se organicen mejor y publiquen este reglamento antes. Ahora me apuntaré a la carrera.

http://www.vig-bay.com/index.php?option=com_fsf&view=faq&catid=3&Itemid=726&lang=es

Nota: en la última semana la carrera ha publicado que “los estamentos de seguridad desaconsejan el uso de handbikes y sillas de atletismo por ser una carrera multitudinaria en línea por una zona densamente poblada.”

Ayer me fui a dormir con una noticia desagradable. Yo tenía la ilusión de correr la Vig-Bay con mis amigos por tercera vez e incluso ya teníamos programado un entrenamiento específico para la carrera. Somos unos amateurs -un poco paquetes en verdad-, pero creo que el alma de la VigBay somos precisamente los 4,900 y pico corredores que no optamos a nada más que a superarnos a nosotros mismos. Me parece que este año no va a poder ser.

La Vig-Bay es un media medio maratón con un trazado espectacular por la Ría de Vigo, con las Islas Cíes presenciando el evento a lo lejos. Se respira ese ambiente deportivo tan peculiar de las carreras populares multitudinarias, con personas de todo tipo calzando zapatillas de correr, unidos durante media mañana con el mismo fin: llegar a la meta (y cuanto antes, mejor). Para los que vivimos en Vigo y en su zona de influencia es una cita obligada, ya que a todos nos gusta correr en casa y llegar a Bayona para recibir el ánimo de nuestras familias y amigos en meta.

Es, en mi modesta opinión, la mejor carrera de Galicia y me atrevo a decir que es una de las medias más peculiares de España. Es una pena que no todos podamos participar en ella.

Hoy, entrenando en el gimnasio al que voy los típicos ejercicios para intentar reducir las lesiones más comunes que padecemos los corredores amateur, me he enterado que la organización no autoriza a algunos de mis compañeros de entrenamiento a participar en la prueba. Según tengo entendido -por causas de seguridad y organizativas y sin un motivo muy concreto- han decidido que las personas discapacitadas no podrán competir en la modalidad de handbike ni en sillas de atletismo.

image

 

La VigBay es una carrera privada y la organización tiene total libertad para poder decidir quién participa y quién no. De la misma forma, yo también soy libre para decidir no participar en una carrera que no opta por integrar a deportistas que se esfuerzan igual que el resto, que entrenan igual que el resto, que tienen las mismas ilusiones y el mismo afán de superación que el resto, y que sin lugar a dudas tienen que hacer frente a muchísimas más barreras para poder sentirse integrados que el resto como queda demostrado en esta historia.

Pienso que la organización de la VigBay pierde una grandísima oportunidad para servir como inspiración a muchas personas que, por el motivo que sea, tienen que competir en sillas de atletismo y handbike. Un enfoque alternativo quizás le daría mejor fama a la carrera. No hace falta ser muy creativos ni inventar la rueda, sólo basta con querer hacerlo. Hay ya muchos ejemplos integradores en España y en Galicia que admiten estas modalidades. Creo que las marcas y las instituciones que apoyan la carrera podrían incluso beneficiarse de una acción tan simple como la de invitar a los handbikers de España a participar en la VigBay, de la misma forma que ya se benefician otras marcas.

Personalmente aprendo mucho de los deportistas con discapacidades porque encarnan los valores del deporte de una forma tan obvia, tan gráfica, que con solo verles entrenar ya te sirven de ejemplo: son todo superación, esfuerzo y constancia. Diría convencido que la VigBay encarna estos valores¿No?

En la última semana la organización ha publicado en FB que el criterio de incluir o no las modalidades adaptadas está en manos de la mesa técnica de seguridad de la carrera. Literalmente dicen: “… los estamentos de seguridad desaconsejan su uso debido a que se trata de una carrera multitudinaria en línea por una zona densamente poblada.”

Habrá que conocer dicho dictamen o informe. Yo tiendo a pensar que dichos riesgos son limitados por mi experiencia en otras carreras en linea multitudinarias como la Maratón de Madrid y quizás ahí esté mi extrañeza ante todo este asunto. La solución pasa por los tres ayuntamientos, protección civil, la guardia civil y la policía local. Con un poco de empeño seguro que pueden darle una salida.