El verdadero valor de la marca personal

Últimamente, quizás por hacer un ejercicio de afirmación personal en estos tiempos en los que todos tememos perder el empleo, está muy en boga el término marca personal (que proviene del inglés personal branding). El crecimiento masivo de Facebook, Linkedin, Xing y Twitter en el año 2010 no ha hecho más incrementar esta tendencia de posicionar la marca individual para distinguirse de la masa que deambula sin identidad por el ciberespacio.

¿Cómo posicionar la marca personal en Internet?

Haciendo un pequeño ejercicio de observación se ve a simple vista que las personas se posicionan en Internet intentando “captar” el máximo número de fans o amigos en Facebook, de contactos en Linkedin o en Xing o de seguidores en Twitter. De repente, parece que las personas con más “followers” son las que desarrollan una actividad más frenética, como que hacen más cosas que los demás, cuando realmente esto es una falacia. Lo que pasa es que si tienes muchos seguidores o amigos o contactos, todos se enteran de todo lo que haces cada vez que posteas, que twiteas o que actualizas tu perfil y se crea la percepción en la mente de muchos de que haces muchas cosas.

Es un ejercicio obsesivo fundamentado en criterios meramente cuantitativos. El razonamiento es el siguiente: me da igual quién eres o qué tipo de relación tienes conmigo, te agrego, te añado o te doy un “like”; me da igual lo que haga, lo twiteo, o de si es más o menos relevante lo que leo, lo enlazo, sé que lo que publico en mi blog no es muy interesante hoy, pero me da igual, lo posteo.

 Lo único que se busca es crecer “orgánicamente“, estar en todos lados siempre, sin importar mucho cómo, cuándo ni por qué o con quién. Que una empresa tenga 150,000,000 de fans puede ser fabuloso para esa marca empresarial, pero para la marca individual, ¿qué valor tiene? ¿resulta práctico? ¿es realmente efectivo para tener una buena marca personal estar conectado con otras personas que no te conocen realmente sólo porque Internet te lo permite?

¿Para qué tener 500 amigos en Facebook si sólo te relacionas con 100 personas al año y de ellos con más de la mitad sólo te ves 1 vez cada 12 meses? ¿En Linkedin o en Xing cuántos contactos realmente te pueden ayudar a buscar un trabajo si estás parado? ¿Cuántos de ellos vienen y te ofrecen un puesto mejor sacando los que te conocen personalmente?

Estamos inmersos en un cambio de época y pienso que muchas personas han perdido el foco. Desde un punto de vista profesional, una marca debe estar al servicio de crear productos o servicios y cobrar por ellos. Muchas personas se han olvidado de que las redes sociales deben servir como medio para crecer profesionalmente y no convertir el jiji-jajá buen rollito en un fin. Nos hemos liado la manta a la cabeza y estamos eternamente conectados no sabemos muy bien con qué fin. A las personas nos mueve el interés. Yo puedo sentir “interés desinteresado” por mis amigos íntimos y mi familia. Los demás que pasen por caja. No soy un misionero ni me mueve el altruismo.

Soy de los que piensan que las personas se identifican por su identidad, por el hecho de ser uno, por aquello que les hace diferente, por sus valores, por la relevancia y la calidad de las cosas que hacen y no por el número de followers en Twitter o fans en Facebook.

¿Qué valor tiene la marca personal?

La marca personal no te va a dar un céntimo. Nadie va a venir por Linkedin y te va a nombrar consejero delegado de nada. Para lo que sí sirve la marca personal es para reducir la desconfianza inicial que existe en las relaciones interpersonales. Son referencias “dos/tres/…puntocero”  para tu curriculum vitae. Hay contactos, followers, fans, amigos que testifican tus méritos. Ahí “colgados” online para todo el mundo, que no es poco…

Profesionalmente la marca personal me sirve para que me conozcas mejor -partiendo del hecho de que no me conoces-. No me quiero vender “yo”, quiero vender mis “aptitudes”, mis “méritos”, las cosas que hago y que puedo llegar a hacer. No me vendo “yo”, vendo mi “producto/servicio”. Y a mi tu marca personal sólo me importa si el enfoque que le das es el mismo.

Anuncios

2 comentarios en “El verdadero valor de la marca personal

  1. Me parece un articulo muy interesante, punto por punto, es lo que ocurre, revisamos, nuestros muros, twets, o lo que sea a ver quien lo ve , pero la verdad es que no reporta nada´.
    Tengo una empresa “reformatucasa” en face, y no se como sacarle partido a esto, pues amigos mios son “seguidores” pero como vender la calidad de mi producto, y sobre todo, como llegar al interesado.
    Cierto es que la relacion entre la inversion y el retorno es muy alta, ya que cuesta “0 €” y puede reportar algo, pero ¿es inevitable invertir en publicidad? ¿ como saber cual es el canar correcto?

  2. Hola Jaime,

    Gracias por la visita. Varios estudios en EEUU indican que Facebook no es el mejor sitio para hacer publicidad por Internet para captar clientes nuevos. Sí lo es para fidelizar los que ya te conocen (publicas ofertas, información relacionada con el séctor, etc…) y las personas lo ven cuando se conectan a su perfil.

    La mejor forma de captar clientes online es vía anuncios en páginas webs dónde tú creas que están tus clientes, montando un sistema que te permita obtener sus correos electrónicos para tú construir tu base de datos propia y trabajarla vía email marketing. Puedes enviarles comunicaciones cada mes con objetivos diferentes (ventas, tener más amigos en FB, etc…)

    Un saludo,

    Fred

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s