Crecen las diferencias entre los ricos y los pobres en España en 2010

Me han resultado sorprendentes, por no decir esquizoides, los últimos resultados del barómetro del CIS. El paro es citado como principal problema para España por el 82,9% de los encuestados, mientras que los problemas de índole económica acaparan la preocupación SÓLO del 48,4%.

Ambas preocupaciones encabezan la lista publicada por el CIS, pero lo sorprendente es el abismo que existe en porcentajes entre la primera y la segunda. Si 8 de cada 10 consideran que el paro es la mayor preocupación de los españoles, ¿por qué sólo 4 de cada 10 piensa que la economía es motivo de preocupación? ¿Acaso no son dos caras de una misma moneda? ¿Qué lectura se puede hacer de estos resultados?

La primera, y más obvia, es que las personas percibimos el paro como un problema más cercano (me puede tocar a mi) que el de la economía. La economía la vemos como un ente difuso que en muchos casos no entendemos, de manera equivocada desde mi punto de vista, como algo que dependa de nosotros. Esa es la visión de muchos funcionarios, pensionistas, universitarios, sindicalistas y algunos parados de larga duración (que ya estaban en paro antes de la crisis). Esto se traduce en la siguiente idea: “La economía no me preocupa porque es algo lejano, que depende de papá estado…”

La segunda lectura que hago es que en España se abre una brecha entre los afectados por la crisis y los que por ahora no han visto su poder adquisitivo mermado por la misma.

Las personas preocupadas por el paro y la economía son aquellas que han perdido con la actual coyuntura y que perciben problemas económicos de tipo estructural. Sufren en sus propias carnes no ya sólo la lacra de quedarse en el paro, sino además han perdido la esperanza de encontrar trabajo a medio plazo. Se saben outsiders, fuera del actual orden estructural y creen que ese estatus no va a variar en años.

Las personas preocupadas por el paro y no por la economía son aquellas que ni se han quedado en paro ni creen que vayan a quedarse sin empleo (aunque si lo ven como un problema debido a la alarmante cifra de paro, en torno al 20%), que han viajado esta semana santa (aunque sea sólo al pueblo o casa de los padres…), y que han ocupado los hoteles estos días, en su mayoría también funcionarios y otros colectivos que no sufren la crisis.

Que media España se pueda ir de vacaciones y que la otra media no pueda llegar a fin de mes y teme quedarse sin cobrar el paro es para mi una interpretación clara de por qué 8 de cada 10 sitúan el paro como preocupación y que de esos sólo 4 de cada 10 vea problemas en la economía. Los que no ven problemas en la economía son, en definitiva, los que están con trabajo, los que se pueden permitir vacaciones y los que han ganado poder adquisitivo con la bajada en los precios de los pisos, el alquiler y el euribor…

La tercera lectura que saco es que media España aún no se ha enterado o no se quiere enterar de que estamos atravesando un estancamiento económico similar al que ha atravesado Japón en los años 90 (hablamos de 17 años de recesión, 1990-2007), y que el paro es una consecuencia directa de los problemas económicos de España, y no de una conspiración de la prensa anglo-sajona.

Creo que en los colegios deberían darse clases básicas de macroeconomía, sobretodo para que el electorado pudiese entender cuáles son los indicadores clave de la economía y pudiera llegar a sus propias conclusiones. Las soluciones a una crisis pueden ser varias, y no me meteré yo aquí en ello, pero por lo menos todos deberíamos poder manejar conceptos básicos para evitar debates esteriles, viscerales e fuertemente ideologizados que no conducen a nada.

El debate no debería centrarse en el ya rancio ser de España, que lamentablemente no hemos superado y que lógicamente agrava la crisis (administraciones triplicadas, etc…). Ahora ya no vivimos en la España de las dos partes, se han sumado otros dos cuadrantes, el de los ricos y la de los pobres.

¿Qué es el CIS?

El Centro de Investigaciones SociológicasCIS es un organismo autónomo español que depende del Ministerio de la Presidencia y cuyo fin es el estudio científico de la sociedad española, normalmente a través de las realización de encuestas periódicas, por propia iniciativa del Centro o por petición de otros organismos.

Desde enero de 2009 el CIS difunde gratuitamente, a través de su página web, todos los ficheros de microdatos de las encuestas realizadas por el Centro, junto con la información necesaria para su utilización secundaria por parte de analistas e investigadores.

Estas son las funciones del CIS:

a) Realización de estudios que contribuyan al conocimiento científico de la sociedad española.
b) Realización de estudios que contribuyan al conocimiento científico de la realidad social de las diferentes Comunidades Autónomas.
c) Realización de estudios que proporcionen diagnósticos sobre situaciones y asuntos sociales y sirvan de orientación a los poderes públicos en sus iniciativas normativas y ejecutivas.
d) Creación y mantenimiento de bases de datos en las materias de su competencia.
e) Difusión, a través de sus publicaciones, de los resultados de la actividad científica del Organismo, así como de otros estudios de naturaleza académica que contribuyan al conocimiento científico de la sociedad española.
f) Colaboración con centros universitarios y de investigación para la realización de proyectos de investigación conjuntos y para la formación de investigadores en ciencias sociales.
Anuncios

4 comentarios en “Crecen las diferencias entre los ricos y los pobres en España en 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s